gestionar el stock

¿Cómo gestionar el stock y los almacenes de tu empresa eficientemente?

Gestionar el stock correctamente es una de las labores más importantes para conseguir el correcto funcionamiento de una empresa y un almacén así como un uso eficiente de sus recursos. En EUNCET formamos profesionales para ello. Deja que te expliquemos algunas fórmulas importantes para gestionar correctamente el stock.

Gestionar el stock: puntos a tener en cuenta

A la hora de gestionar el stock de un almacén y una empresa debemos tratar de ajustar al máximo tiempo y rendimiento. Eso se consigue mediante una correcta organización de las existencias y el espacio. Por ello, hablaremos de algunas reglas imprescindibles para lograr tal objetivo.

1.- Organización ABC

En primer lugar, para gestionar el stock de forma correcta debemos agrupar las mercancías por grupo. Dichos grupos quedarán establecidos en función de la demanda de los productos.

  • Grupo A: incluye los productos con mayor demanda y con mayor movilidad dentro del almacén. Suponen el grueso de las ventas por ser el producto más solicitado. En consecuencia, debemos reservar para ellos un espacio que permita una agilización en el acceso a ellos. Lo ideal es situarlos en las zonas cercanas a la salida del stock y organizarlos de la forma más accesible que se pueda. Con ello, conseguiremos reducir los costes de desplazamiento dentro del almacén al hacer que las mercancías que más se mueven rentabilicen los transportes.
  • Grupo B: son productos que tienen menos demanda que los anteriores y ocuparán zonas más retiradas por ser más ocasional el acceso a ellas.
  • Grupo C: son las que menos demanda tienen y pueden suponer menos de un 10% de la misma. Reservaremos para ellas las zonas más alejadas por lo que no sufrirán cambios y repercutirán lo menos posible en el movimiento de mercancías. 

2.- Optimiza el almacenaje en función del producto

No todos los productos requieren el mismo tipo de almacenamiento. Por ejemplo, los documentos no requieren separación entre ellos. Sin embargo, mercancías como repuestos sí lo requieren si van a manipularse manualmente. Para el caso de que el manejo vaya a hacerse de forma mecánica debemos dejar una separación de unos 7 ó 10cm entre una mercancía y otra.

Al mismo tiempo, debemos escoger correctamente la infraestructura para el almacenamiento. Existen diferentes soportes para la mercancía que debemos ajustar en función de su carga. Podemos hablar de los siguientes tipos:

  • Estanterías para productos ligeros: soportan una carga de 150 kg.
  • Estanterías para productos semi pesados: para pesos de hasta 200 kg.
  • Para productos pesados: ofrecen un soporte de hasta 600kg.

Es importante optimizar también este punto para evitar costes de almacenamiento así como compras en las que pudiéramos reducir precio.

3.- Escoge el sistema de entrada y salida

De nuevo, en función del producto debemos escoger el método de control de salidas y entradas que más se ajuste a nuestra actividad. Fundamentalmente existen dos tipos:

LIFO

El método LIFO recibe su nombre de sus siglas en inglés. Quiere decir last in first outEs decir, el último en entrar es el primero en salir. Suele emplearse para optimizar procesos en los que el cambio de mercancías debe ser rápido a petición de los potenciales clientes.

FIFO

El método FIFO viene de first in first out y suele emplearse para productos de carácter perecedero. Así, el primero que entró debe ser el primero en salir precisamente para evitar su caducidad. Con él conseguimos un control perfecto del flujo de stock y evitamos la pérdida de producto por tiempos excesivos de almacenaje.

4.- Decide cuánta mecanización es necesaria

La mecanización puede ser un factor clave a la hora de gestionar un stock correctamente. En algunos casos la movilidad manual es la idónea: en otros la máxima mecanización de los procesos es la ideal. Debemos escoger el método que más nos convenga para evitar factores como la ley de rendimientos decrecientes. Un exceso de mecanización puede perjudicar a factores como espacio y potenciales costes de almacenamiento o inversión.

Lo mismo vale si, en lugar de sumar factores mecánicos sumamos demasiada mano de obra. El equilibrio es fundamental a la hora de gestionar el stock: si fuera necesario sopesa la introducción de máquinas para transportar mercancías, máquinas envolvedoras, cintas transportadoras o un sistema integral de check in y check out con software de control.

5.- Un supply chain management debe coordinar

Una de las funciones más importantes que debe llevar a cabo un profesional del supply chain management es coordinar todos los procesos posibles. Sin embargo, a la hora de gestionar un stock correctamente esto también incluye a otros clientes con los que vamos a involucrarnos. Por ello, implementa la comunicación para conseguir optimizar al máximo el proceso.

Puede ayudarte a llevar un control mucho más eficiente de todos los factores mencionados. En EUNCET, con nuestro programa en control de cadenas de suministro podemos hacer de ti un profesional de uno de los oficios más solicitados en la actualidad por el mundo empresarial.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *