EUNCET - Consejos para la gestión de almacenes - Cómo lo hago

La gestión de almacenes es una de las tareas más importantes de cualquier compañía. Para ella, se requieren profesionales que estén a la altura y no solo que puedan ofrecer soluciones de calidad sino que al mismo tiempo puedan establecer una coordinación adecuada para el servicio final que se pretende con el funcionamiento de una compañía en general. Es por ello que desde EUNCET queremos recordarte que formamos profesionales en la gestión de almacenes. Esperamos que este artículo te sirva de ayuda para implementar el control y eficacia de dicha tarea.

5 Consejos para la gestión de almacenes

1.- Emplea nuevas tecnologías

El primer consejo que debemos dar para una gestión de almacenes eficiente es el uso de nuevas tecnologías disponibles para ello. En concreto, aquellas que están protagonizando la llamada Revolución 4.0. Dicha revolución consiste precisamente en introducir dentro de la producción toda la tecnología digital de la actualidad. Por ejemplo, empleando software de control y gestión que nos permiten centralizar la información de todos los procesos productivos y logísticos de una empresa. Con ellos, podemos llevar a cabo numerosos controles tanto de volumen de producción, como de eficiencia de departamentos, coordinación entre los mismos etc. En definitiva, un software de control es una herramienta muy interesante que nos permite implementar notablemente la eficiencia gracias a la tecnología.

2.- Gestiona en tiempo real

Una de las ventajas añadidas de los software de control es que permite una gestión de almacenes en tiempo real. Este objetivo debe estar siempre presente para mejorar el rendimiento de toda la compañía. Así pues, además de dichas herramientas debemos procurar cumplir con él estableciendo periodicidad en la comunicación interdepartamental. También con nuestros proveedores y todos nuestros clientes en la medida de lo posible. Una gestión de almacenes verdaderamente eficiente es la que pueda ajustar sus respuestas en el menor tiempo posible.

3.- Establece una estrategia logística adecuada

Para realizar una correcta gestión de almacenes debes dimensionar correctamente el de tu empresa. Por ejemplo, para compañías con una media de 50 pedidos al día el llamado picking puede hacerse según se hace el pedido. En ese caso podemos enfocarnos en otros aspectos como el control del transporte y mercancías o la eficacia de equipos y espacios involucrados en el almacenaje. Para empresas con más de 50 pedidos al día sí debemos tener muy en cuenta la distribución de nuestro almacén desde el principio: hay que llevar a cabo el reparto de tareas así como la elaboración de pedidos en lote.

En el caso de compañías con más 1.000 pedidos al día, lo ideal es automatizar al máximo posible los procesos. Con ello conseguiremos que la gestión de almacenes sume a toda la cadena productiva. Sin embargo, para compañías dedicadas al E-Commerce, la estrategia ideal puede pasar por externalizar los servicios de logística. Otra opción es contar con un stock reducido de productos bien sistematizados.

4.- Organización del espacio y la plantilla

La correcta organización del espacio y la plantilla involucrados en el almacenaje debe ser tenida muy en cuenta. Para una correcta gestión de almacenes lo ideal es asignar a cada espacio una tarea concreta. Por ejemplo, estableciendo áreas de entrada, salida, carga, picking, etc. Debemos al mismo tiempo dimensionar cada espacio en función de las necesidades de nuestra actividad y suministro. Hay que fijar el sistema adecuado según el tipo y volumen de nuestra actividad estableciendo según convenga sistemas como el LIFO, FIFO o Cross Docking. Esto exige para una gestión de almacenes idónea la organización de los productos de nuestro almacén según el tiempo, procesos y volumen de demanda de cada uno. Es recomendable disponer de zonas como las de stocks de alta rotación para productos con mucha salida.

Igualmente, debemos establecer un sistema de numeración para cada producto. Este sistema no solo debe ser intuitivo y estar lo más organizado posible sino que tiene que poder dar respuesta ante las eventualidades que puedan surgir de una manera eficaz. Naturalmente, organizarlo y respaldarlo con las nuevas tecnologías de las que hemos hablado antes es una buena forma de hacer que nos resulte más sencillo implementar su eficiencia.

5.- Vigilar todo el proceso y establecer objetivos

Si llevamos a cabo un control exhaustivo de nuestro almacén no solo estaremos mejorando su respuesta sino también la competitividad de toda la compañía. Es importante conocer toda la información posible y emplearla de hecho para realizar planes cuantificables. Ellos no solo nos permitirán conocer la evolución de la compañía. Al mismo tiempo, permiten detectar y subsanar errores de una forma rápida y sencilla. Esta capacidad también facilita enormemente nuestra propia capacidad de decisión y respuesta.

En EUNCET disponemos de programa en Supply Chain Management, enfocado al mundo profesional e impartido por docentes vinculados a él. Podrás conocer de primera mano cómo mejorar la gestión de almacenes y obtener con ello una formación de calidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *