El crecimiento del comercio electrónico en España en el 2020

El crecimiento del Comercio Electrónico en España en el 2020

La digitalización y transformación digital ha sido siempre una de las asignaturas pendientes para muchos negocios. Esto ha dado un giro de 180 grados tras la pandemia por la COVID-19 y el confinamiento. La nueva situación ha obligado a muchas empresas a adaptar sus actividades al entorno online a través del comercio electrónico para poder mantener así su competitividad. 

Ahora bien, ¿qué tendencias llegaron y cuáles se han quedado?, ¿por qué están en auge los marketplaces?, ¿qué beneficios aporta el e-commerce a la sociedad? Descubre estas y otras cuestiones sobre el comercio electrónico en España en el siguiente artículo.

Te puede interesar: Y ahora, ¿qué?: oportunidades tras la COVID-19

¿Cuáles han sido las tendencias de comercio electrónico durante la pandemia?

¿Cuáles han sido las tendencias durante la pandemia?

Los 18 meses que ha durado el confinamiento han supuesto un fuerte impulso para el comercio electrónico español y han contribuido a fomentar estos nuevos hábitos de consumo digital por parte de los usuarios. 

Y es que, en 2020 el comercio electrónico registró un nuevo récord en España en diferentes ramas de actividad, superando los 51.600 millones de euros, lo cual ha supuesto un 5,8 % más respecto al año anterior. 

Aumento del consumo de comercio electrónico

Según los últimos datos publicados por la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) los sectores de actividad con mayores ingresos han sido las prendas de vestir representando el 9,8 % en el primer trimestre de 2020 y el 9,4 % en el segundo, así como las suscripciones de canales de televisión siendo el 5,1 % en el primer trimestre y el 4,5 % en el segundo trimestre.

Los juegos de azar y apuestas ocuparon el tercer lugar en el primer trimestre con el 4,9 % y los hipermercados, supermercados y tiendas de alimentación ocuparon ese tercer puesto con el 4,1 % en el segundo trimestre. Otro de los sectores que aumentó su facturación respecto al año anterior fue la compra de electrodomésticos. 

Ha sido tal la evolución y aumento exponencial del consumo del comercio electrónico en España que se alcanzaron los 12.000 millones de euros en el segundo trimestre. 

Los ingresos de comercio electrónico aumentaron en las compras hechas en España a webs españolas un 0,7 % interanual hasta los 3.819 millones de euros. 

Omnicanalidad como estrategia de competitividad

Omnicanalidad como estrategia de competitividad

Además de los cambios en los hábitos de consumo de los usuarios, las empresas también han evolucionado sus estrategias de venta hacia la omnicanalidad. Han ampliado su estrategia consiguiendo que los consumidores españoles puedan acceder a todo tipo de productos y servicios, independientemente de donde se encuentren, y a través de múltiples canales. 

Te puede interesar: ¿Y si aprovechamos el marketing digital para innovar?

Target senior, nuevo consumidor digital

Otra de las tendencias más significativas que ha traído la pandemia ha sido el aumento de compradores online con perfil senior, es decir, mayores de 55 años. Esto ha supuesto que se amplíe considerablemente el target al que van dirigidas las acciones digitales, ampliando así la cuota de mercado. 

Sostenibilidad como factor de decisión de compra

Por último, durante el confinamiento también se ha apostado por una mayor concienciación por la sostenibilidad. Cada vez son más los consumidores que priorizan las acciones sostenibles de las marcas y que lo posicionan como uno de los factores decisivos de compra. 

Las garantías de un comercio electrónico seguro

Las garantías de un comercio electrónico seguro

El comercio electrónico ofrece muchas ventajas, como acceder a compras sin limitación horaria, comprar productos en mercados mundiales o a precios más bajos. En contraposición, encontramos que también tiene algunas desventajas que con los conocimientos adecuados podemos evitar como la compra en empresas ficticias, formas de pago poco seguras, trabas en las reclamaciones, transacciones internacionales con sobrecargos inesperados, el robo de datos personales por alojar el comercio electrónico en páginas web poco seguras…

A continuación te mostramos algunas de las garantías que existen para saber si un comercio electrónico es seguro o no: 

Página web atractiva y sin faltas de ortografía

En el caso de las tiendas online, la página web es el escaparate de la marca. Por ello, es importante que se cuide tanto la forma como el contenido que contenga la página web. Además, para mejorar la experiencia de usuario debe ser responsive, es decir para ser utilizada desde dispositivos móviles, y con una navegación intuitiva, apta para todos los perfiles de usuarios. 

Transparencia sobre la información empresarial

El comercio electrónico debe cumplir con la Ley 34/2002 (LSSSICE), la cual obliga a que las empresas que ofrecen servicios de venta online deben incluir en su página web el nombre o denominación social, el número de identificación fiscal, la residencia o domicilio, así como la dirección de correo electrónico para una comunicación directa con la empresa, así como datos de su inscripción en el Registro Mercantil u otro tipo de registro público para la adquisición de personalidad jurídica. 

En el caso de comercios electrónicos extranjeros, los consumidores deben asegurar que la empresa ofrece servicios de venta o distribución a España. 

URL verificada

Analizando la URL (Uniform Resource Locator) de cualquier página web podemos saber si cuenta con los protocolos de seguridad correspondientes. Ejemplo de ello lo encontramos en el protocolo HTTPS. Si una URL empieza por https:// significará que está protegido con el protocolo Seguridad en la capa de transporte (Transport Layer Security, TLS), es decir, cuenta con las tres capas de seguridad principales: cifrado, integridad de datos y autenticación. 

Otros aspectos más técnicos con los que poder saber si la URL está verificada y es segura es ver si la empresa tiene instalado el certificado de seguridad en el servidor donde se aloja su página web: certificado SSL (Secure Sockets Layer). Además de esto, también es importante el tipo de candado que aparece al lado del a url de nuestros navegadores. Dependiendo del color indicará qué nivel de cifrado de datos tiene la página web. 

Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de acceder a una página web de una e-commerce es desde dónde se realiza ese acceso. No se recomienda clicar a un enlace que llegue a través del correo electrónico, puesto que es el método utilizado en phishing, una modalidad de estafa en la que se envían mensajes falsos simulando ser instituciones oficiales, bancos u otras entidades con el fin de robar datos personales y sensibles de los usuarios.

Para evitarlo, se recomienda acceder a la página web introduciéndola en los buscadores.

Sellos de confianza online para los e-commerce

Como con cualquier producto o negocio, es importante contar con el aval de sellos de calidad oficiales. Con la obtención de estos distintivos se considera que la entidad emisora es de confianza. Existen diferentes niveles de reconocimiento, y en el campo del comercio online en España, desde el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) se proporcionan los siguientes sellos de confianza: 

AENOR eComercio

Web: www.aenor.es

Ámbito geográfico: Nacional.

Promovido por: Asociación sin ánimo de lucro.

Descripción: Sello que establece principios y prácticas de gestión para entidades que desarrollen una actividad comercial a través de Internet.

 Confianza Online

Web: www.confianzaonline.es

Ámbito geográfico: Nacional e internacional.

Promovido por: Asociación sin ánimo de lucro.

Descripción: Sistema de autorregulación integral español para el comercio electrónico con consumidores y publicidad interactiva.

 eValor

Web: www.evalor.es

Ámbito geográfico: Nacional.

Promovido por: Empresa privada.

Descripción: Sello de calidad para tiendas online que además incluye las opiniones de sus compradores.

 iCERT

Web: www.icert.es

Ámbito geográfico: Nacional.

Promovido por: Empresa privada.

Descripción: Certificación para tiendas online con sistema de reputación basado en opiniones de compradores.

 Trusted Shops

Web: www.trustedshops.es

Ámbito geográfico: Europeo.

Promovido por: Entidad privada.

Descripción: Certificación de aspectos jurídicos y de atención al cliente para tiendas online. Incluye una garantía para compradores y un sistema de reputación opcional.

Opinión de otros consumidores

Una de las principales ventajas de Internet es la gran cantidad de comunidades online que existen en las que los usuarios comparten todo tipo de experiencias y opiniones. En el caso de la compra online, es una muy buena opción consultar estas comunidades o los listados proporcionados por las páginas web especializadas en valorar los servicios recibidos. Con ello, podremos ver la experiencia de usuario que ofrece el comercio electrónico y qué ventajas y desventajas tiene comprar en él. 

Proceso de compra: condiciones, métodos de pago y garantía y servicio postventa

Para asegurar que la compra es segura el comercio electrónico debe detallar las condiciones y métodos de pago aceptados, los plazos de entrega, los gastos de envío y devolución de los productos, así como otros derechos y garantías del consumidor. 

También debe cumplir con la legislación en materia de Consumo, de igual forma que lo hacen los comercios físicos. 

Aumento del consumo de comercio electrónico

El auge de los marketplaces

Uno de los grandes beneficiados por el confinamiento han sido los marketplaces. Posiblemente, no sepas a qué nos referimos con este concepto, pero lo que sí es seguro es que has comprado en alguno de ellos: Amazon, Zalando, eBay, AliExpress, Shomroomprive. 

Te puede interesar: Black Friday y comercio local: cómo reinventar el negocio de proximidad

Estas plataformas son intermediarias entre vendedores y clientes, por lo que incluyen un gran número de marcas y empresas diferentes. En los últimos meses, ha aumentado su popularidad convirtiéndose en una de las mejores opciones en las estrategias omnicanal para la venta de artículos. Entre sus beneficios destaca la libre competencia entre vendedores y compradores, la posibilidad de utilizar herramientas para optimizar las publicaciones de los productos, así como una mayor visibilidad en los motores de búsqueda y en mercados internacionales.

Los modelos de negocio en comercio electrónico

Dentro del mundo de la venta online existen diferentes modelos de comercio electrónico, según los actores que intervienen en el proceso de compra-venta: 

Business-to-business (B2B)

Las transacciones se realizan entre empresas y existen tres formas de ofrecer servicios: venta única a empresas, venta indistinta a empresa y cliente y venta diferenciada entre empresas y clientes. 

Business-to-Business-to-Consumer (B2B2C)

Dentro de este modelo de comercio electrónico existen las alianzas comerciales y las redes de afiliación. Este modelo se caracteriza por la alianza entre empresas para llegar al consumidor final. 

Business-to-Employee (B2E)

Existen empresas que ofrecen a sus empleados a través de la intranet productos y ofertas con condiciones especiales. Es una práctica cada vez más arraigada en la cultura corporativa. 

Business-to-Administration (B2A)

Existen empresas que prestan servicios digitales a las administraciones públicas. 

Business-to-Investors (B2I)

En este caso, la relación de los actores es entre una empresa y un inversor. 

Consumer-to-Business (C2B)

Aunque no suele ser muy común, también existe otro modelo de comercio electrónico en el que es el cliente quien crea valor para una empresa. Pueden ser colectivos de compra o compra invertida. 

Consumer-to-Consumer (C2C)

En el caso del modelo cliente a cliente son los propios consumidores quienes ofrecen sus productos y fijan los precios para la venta a particulares. Dentro del C2C existen dos variedades: las subastas y los clasificados. 

Administration-to-Consumer (A2C)

Este modelo se da en los servicios de tramitación y pagos digitales de servicios prestados por las administraciones públicas a los ciudadanos.  

Administration-to-Business (A2B)

En este caso, el proceso es el mismo pero en vez de ir dirigido a los ciudadanos, se orienta a las empresas. 

Los modelos de negocio en comercio electrónico

Los beneficios del comercio electrónico para la sociedad      

La venta online reporta grandes beneficios a los negocios y a los consumidores, pero ¿y a la sociedad? A continuación, te mostramos algunos de los principales beneficios que supone el comercio electrónico en España y en la sociedad:

  1. Reducción de la contaminación de los desplazamientos a las tiendas físicas de los consumidores.
  2. Mayor globalización y accesibilidad de los servicios.
  3. Ahorro y mejora de la calidad de vida gracias a los precios competitivos.
  4. Mayor capacidad de obtención de productos no disponibles en según qué zonas geográficas. 
  5. Cambio en los hábitos de consumo ampliando los canales de venta. 

Te puede interesar: Pop-up store: qué es y cómo impulsará tu e-commerce

Posgrado en E-commerce y Negocios Digitales - Euncet Business School

A lo largo del artículo hemos podido ver el crecimiento del comercio electrónico en España durante el pasado 2020 y las tendencias que parece que han llegado para quedarse. Si quieres saber más sobre los comercios electrónicos e incluso aventurarte a montar tu propio negocio online el posgrado en E-commerce y Negocios Digitales de Euncet Business School es para ti. ¡Emprende tu negocio y descubre cómo facturar desde el primer minuto!