analítica 2.0

Diferencias entre analítica y analítica 2.0

El análisis web es la forma que tenemos de recabar los datos obtenidos en nuestra página o tienda online. Con el tiempo, ha ido evolucionando hacia la analítica 2.0, en el que ya no importa tanto el click como el comportamiento del usuario al hacer clicks en nuestra web. Os hablamos de cómo ha sido esa evolución, y cómo es hoy en día el análisis de estos datos.

Analítica 1.0 vs. Analítica 2.0

Cuando el mundo de internet se expandió, se hizo necesario controlar algunas métricas. Por ejemplo, el número de usuarios que visitaban las webs, el número de clics o el coste. En un inicio, sólo tenían acceso a esa información las grandes empresas, con presupuestos amplios. Funcionaba de la siguiente forma: Tenían instaladas en sus plataformas unas herramientas que registraban las sesiones, de forma que controlaban el número de visitantes. Esto es importante, puesto que principalmente sólo registraban las visitas.

Todo esto ha cambiado con los años. Aunque esas métricas iniciales aún se mantienen, hoy cualquiera tiene acceso a las analíticas de su web, tal y como os enseñaremos en el apartado de herramientas para el análisis. Además, lo que en realidad interesa hoy es día es conocer el comportamiento de nuestros clientes, para observar patrones de conducta y tomar las decisiones correspondientes con respecto a la gestión de nuestra web. Por eso, en analítica 2.0 observamos métricas relacionadas con:

  • Flujo de usuarios.
  • Procedencia de las visitas.
  • Conversiones reales.

Vamos a centrarnos en algunas preguntas que podemos responder gracias a la analítica 2.0:

  • ¿Cómo llegan los visitantes a nuestra web?
  • ¿Qué palabras clave son las más utilizadas por la gente que nos busca?
  • ¿Por qué la gente no llega a la página de un producto que a mí me interesa vender?

Observaremos, en el primer caso, un gráfico con la procedencia. En el segundo, un listado de palabras clave, Y, en el tercero, observaremos cómo la tasa de abandono aumenta en un punto concreto de nuestra web, quizás porque el producto es muy difícil de encontrar.

Herramientas de análisis 2.0

Como ya hemos comentado, hoy en día cualquiera tiene acceso a la analítica de su propia web. Esto es, fundamentalmente, gracias a la implementación de Google Analytics. Una herramienta bastante intuitiva que nos permite conocer al detalle el comportamiento del usuario, seleccionando un rango determinado de tiempo.

Interpretando los datos obtenidos

Las tendencias en análisis de datos nos llevan a una conclusión básica pero fundamental: Debemos aprender a interpretarlos y, como es habitual en cualquier tipo de medición, marcarnos objetivos previos para poder comparar. ¿Qué buscamos? ¿Aumentar el número de visitas para mejorar el posicionamiento? ¿O las ventas? ¿Buscamos mayor interacción con los botones de contacto? No podemos caer solo en el clickstream -o flujo de usuarios-, tenemos que saber qué hacer con ese flujo. Os mostramos algunos conceptos básicos y qué utilidad tienen para ti:

  • Usuarios: Son todos los visitantes que han pasado por tu web en el margen de tiempo que tú hayas elegido.
  • Duración media de la visita: Como su nombre indica, cuánto tiempo han pasado de media los usuarios en tu web.
  • El rebote nos muestra el tanto por ciento de usuarios que sólo han visto una página y se han ido.

Estos tres parámetros nos dan una idea general del tráfico en la web. Como veis, son bastante similares a los que ya se obtenían con la analítica 1.0, aunque ahora están al alcance de cualquiera que tenga una web.

  • Keywords. Las palabras clave nos dan una pista del interés real de los usuarios que llegan a nuestra web. Utilízalas para aumentar las visitas.
  • Procedencia. ¿Han llegado a través de nuestras redes sociales, por tráfico orgánico, o a través de alguna campaña de publicidad?

Como ya hemos comentado, son útiles para saber cómo atraer a los usuarios. Además, podemos saber:

  • País o región. Puedes conocer la procedencia de los usuarios. Quizás necesitemos redoblar esfuerzos en un mercado concreto.
  • Datos demográficos: Edad, sexo, etc, son variables que podemos conocer, muy útiles para aplicar campañas de marketing, por ejemplo.

En resumen, la evolución hacia la analítica 2.0 pasa por una correcta gestión e interpretación de la información y los datos. Si quieres conocer todos los entresijos, te recomendamos formarte en nuestro EXECUTIVE MBA.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *