EBITDA y su impacto en la empresa

EBITDA y EBITDAC: qué es y qué impacto tiene en la empresa

Armand Bover

Armand Bover, Director del Posgrado en Dirección Financiera de Euncet Business School, ha sido el encargado de presentar el webinar “EBITDA: Su impacto en la empresa”. Bover es también Director Financiero y Controller de diversas empresas de ámbito internacional.

 

¿Qué es el EBITDA?

El concepto financiero EBITDA ​nació a finales de los años noventa y principios de los dos mil​ con la irrupción de las ​empresas puntocom​. Es un término que, aunque a priori parezca conocido dentro del mundo empresarial, muchos profesionales aún no tienen claro qué es ni para qué sirve exactamente.

EBITDA es el acrónimo de:

 

Earnings

Before

Interest

Tax

Depreciation and

Amortization

 

Y, puede traducirse como el ​resultado antes de intereses de impuestos, depreciación y de amortización​. Sería el equivalente al ​beneficio bruto de explotación​. Los conceptos de depreciación y amortización deben situarse en un contexto diferente al que se conoce en España, puesto que en inglés cuando hablan de depreciación (depreciation) hacen referencia a la depreciación del valor de los ​bienes materiales​, en cambio, cuando hablan de la depreciación de ​bienes inmateriales​ utilizan la palabra ​amortización (amortization). Así pues, la redundancia que a priori puede parecer, al realizar la traducción al español, en inglés no existe.

Como veremos a continuación, una de las finalidades en la actualidad del EBITDA es servir para la compraventa de empresas y para ello se determina que el valor de una empresa es igual al EBITDA por un múltiplo. Este múltiplo varía según el sector y el momento.

El EBITDA y su múltiplo

Antes de la crisis financiera del 2008/2009 el múltiplo era casi siempre un número entero, es decir, 9 veces EBITDA, 10 veces EBITDA, etc. A partir de la mencionada crisis financiera el múltiplo pasó a tener decimales, por tanto actualmente es muy normal que el valor de una empresa se obtenga de multiplicar su EBITDA por 8,5 veces, 7,5 veces, etc.

La empresa se valora como un múltiplo de su EBITDA, pero a veces la transacción monetaria que se realiza no coincide con su valor. Ejemplo si un empresa tiene un EBITDA de 9 millones de euros y el múltiplo acordado por los equipos profesionales del vendedor y del comprador es de 8 veces, el valor de la empresa será de 72 millones de euros, pero si la empresa compradora se subroga deuda financiera de la empresa vendedora que en este ejemplo práctico se considera que es de 12 millones de euros, la transacción monetaria, es decir, lo que pagará la empresa compradora a la empresa vendedora será de 60 millones de euros (72 millones del valor asignado menos 12 millones de subrogación de la deuda).

3 usos en las empresas

El concepto EBITDA puede utilizarse de tres formas en el mundo empresarial, ordenadas de mayor a menor enjundia:

1 – Para valoración de empresas

Como se ha comentado anteriormente, las empresas son compradas y vendidas por un EBITDA consensuado evidentemente por la parte compradora y vendedora y aplicándole un múltiplo Es una manera rápida y ágil para valorar la empresa.

2 – Control de cumplimiento de covenants​ ​(grilletes)

Los ​covenants​ ​son una serie de obligaciones de cumplimiento obligatorio que una entidad financiera impone a una empresa cuando le deja un determinado tipo de préstamo. El tipo de préstamo más habitual en la que se aplican los covenants es el llamado “préstamo por el sistema americano o préstamo bullet”.

El préstamo bullet se formaliza de la siguiente forma, una entidad financiera presta un capital a una empresa durante un período de tiempo a un tipo de interés determinado, pero durante la vigencia de la vida del préstamo (excepto en la última cuota), la empresa sólo paga intereses a la entidad financiera y en la última cuota del préstamo la empresa deberá devolver los intereses correspondientes a la última cuota más la devolución del cien por cien del capital o principal prestado.

Es decir, dicho de otra manera, se trata de obligaciones rígidas que impone la entidad financiera para seguir la evolución del dinero que presta e intentar asegurarse de que al final de la vida del préstamo, la empresa podrá hacer frente a su obligación de devolver el principal.

Por tanto, un covenant es una ratio de obligado cumplimiento. A diferencia del préstamo de cuota constante o cuotas de préstamo por el sistema francés en el que en cada cuota se devuelve la misma cantidad, durante el periodo de vigencia. En el préstamo bullet la prestataria sólo paga intereses en todos los años excepto en el último, ya que en es cuando se pagan los intereses más la devolución del dinero solicitado.

3 – Fijación de incentivos para empleados

El EBITDA también se utiliza para la fijación de incentivos ya que si por ejemplo pensamos en una empresa que tiene quinientos establecimiento dedicados a la venta al por menor , cada responsable de tienda (y por ende a todo su equipo) se le pueden fijar incentivos variables en base a la EBITDA de su establecimiento, ya que todas las partidas que se encuentras por debajo del EBITDA son fijados por los directivos/as de la central y por tanto no son la incumbencia o competencia de los responsables de cada establecimiento.

Peculiaridades de cálculo

  • Recurrencia vs no recurrencia. Si se demuestra la no recurrencia de un gasto, cuando se​ calcula el valor de la EBITDA de ese año, habrá que sumar ese gasto extra como más EBITDA por ser un hecho esporádico, un ejemplo típico sería una indemnización elevada de un alto ejecutivo/a que ha tenido que hacer frente la empresa en este último ejercicio económico. En cambio, sí en los últimos ejercicios económicos, la empresa de forma habitual y por las peculiaridades del sector que se encuentra o por otra u otras circunstancias, es habitual que figure en la cuenta de resultados de forma regular un monto en concepto de indemnizaciones, en este ejemplo no procede sumar este importe de las indemnizaciones como más EBITDA. Evidentemente lo explicado entre un gasto no recurrente y un gasto recurrente actuaría de la misma forma, pero en sentido contrario si se tratase de un ingreso no recurrente y un ingreso recurrente.
  • Operativo vs no operativo. Si ha habido gasto o ingreso operativo o un gasto o ingreso no operativo se actuaría de la misma forma que la descrita en el apartado anterior. A​ veces en las pymes,(sobre todo la de un sólo propietario y debido a la confusión entre su patrimonio personal y el patrimonio de la empresa), se produce que figuran imputados gastos en la cuenta de resultados que no se corresponden con la propia actividad de la empresa, en estos casos es el propio vendedor quien indica al potencial comprador que hay una seria de gastos que disminuyen el EBITDA de la empresa, pero no tendría que haberse cargado en la cuenta de resultado y por tanto en la práctica su EBITDA es mayor que el que indica su cuenta de resultados y procedería a ajustar el EBITDA al alza. Estos gastos no relacionados con la actividad de la empresa se denominan liberalidades,

Covenants, EBITDA en la compraventa de empresas

Para poder hacer un seguimiento de préstamos de tipo bullet, se utilizan los covenants​. Entre ellos hay tres que impactan directamente con el EBITDA. Cuando esos tres covenants forman parte del clausulado del préstamo, la obligación de cumplirlos por parte de la empresa es de los tres, no sólo de uno o dos de ellos.

  • Máxima deuda Neta/EBITDA. Es la deuda total Neta de la empresa. Es la deuda financiera que figura en el pasivo​ menos la disponibilidad que tienen en el activo, dividido por el EBITDA (siempre de los últimos 12 meses). La entidad financiera estima el valor en base al Business Plan que le ha presentado la empresa al momento de solicitar el préstamo tipo bullet, por lo que a medida que avance el tiempo este covenant ​irá decreciendo. Al final del primer año este covenant debe ser de 5, al final del segundo año el número de este covenant que pide la entidad financiera será de por ejemplo 4,5 o de 4.
  • Cobertura del Servicio de la Deuda= EBITDA +/- Working Capital-CAPEX o Capital Expenses)/ (Vencimientos Principal+Intereses).  Es el más difícil de cumplir. Tiene que dar 1 para que la​ empresa no tenga complicaciones. Si da más de 1, normalmente en el clausulado figurará que, la entidad financiera estima que la empresa va mejor de lo previsto por lo que debe devolver un tercio de la mejora que tiene respecto al covenant solicitado a priori.
  • EBITDA/Intereses. El más fácil de cumplir. El EBITDA debe cubrir todos los intereses​ que queden pendientes para pagar. Esta ratio normalmente es mayor que 1 y a través de los diferentes momentos en el tiempo en el que se va a medir, este covenant ​​es mucho mayor al inicio, por lo que a medida que pasan los periodos y se acerca el final del préstamo el covenant​​ solicitado va creciendo.

El comprador puede hacer la Due Diligence​ para ver si todas las partidas de activos​ y pasivos están bien valoradas. Es una auditoría mucho más amplia que la auditoría de los estados financieros (balance de situación y cuenta de pérdidas y ganancias), ya que abarca otros aspectos muy relevantes para el potencial comprador: aspectos de tipo, legal, fiscal, contratos de arrendamiento, laboral, estratégico, estado real de maquinaria, marcas, etc.

EBITDAC, cuando la COVID-19 lo reformula todo

Tras la pandemia por coronavirus se ha instalado una incertidumbre en todas las empresas del mundo y que perdurará hasta que no se halle una solución definitiva para la COVID-19. Lo que sí es cierto es que todos sabemos cuándo empezó la crisis sanitaria, pero no cuándo va a acabar.

Es en este nuevo contexto en el que algunas empresas ya se están aventurando a calcular qué efecto (normalmente pernicioso) está teniendo la COVID-19 en su EBITDA, es lo que ha denominado como EBITDAC​. Aún es pronto para poder considerar el impacto de la COVID-19​ ya que la aplicación de este nuevo concepto financiero dependerá de en qué momento se solvente el problema de la COVID 19. Y desde luego dará lugar a un amplio abanico de teorías financieras para su cálculo.

Posgrado en Dirección Financiera, Asume el riesgo

Si te has quedado con ganas de saber más sobre este indicativo financiero el Posgrado en Dirección Financiera de la Euncet Business School es para ti. Aprende a gestionar con éxito el departamento financiero. Profundiza en las técnicas y herramientas que te permitan una correcta asignación de los recursos y adquiere las habilidades necesarias para la acertada toma de decisiones.

Además, si quieres ampliar tu formación de forma gradual y flexible, infórmate sobre nuestro programa Executive Modular Education y amplia tus conocimientos en dirección de Operaciones con el Executive MBA. Además, la formación modular, también te permite profundizar en el liderazgo de equipos de Alto Rendimiento con el Executive Master en Leadership & Management.