Las 7 etapas del proceso de toma de decisiones en la empresa

Las 7 etapas del proceso de toma de decisiones en la empresa

El proceso de toma de decisiones en una empresa es una fase delicada ya que, para tomarla, es necesario tener toda la información posible.

Cuando se presenta el momento de tomar una decisión se está frente diversas alternativas con caminos y opciones distintas. ¿Cómo saber cuál es la mejor?

Los resultados de todas las acciones que tomamos responden a cuestiones que se han tenido que adoptar. Son procedimientos que se han enfrentado a unas etapas que ofrecen una solución. Conócelas y aprende a gestionar mejor los recursos que afectan en el proceso de toma de decisiones.

Identificar el problema

En primer lugar, para gestionar como es debido el proceso de toma de decisiones, lo más importante es detectar el problema. Conocer la problemática y las distintas opciones para solucionarla será el punto de inflexión para analizar el motivo que se nos presenta y conocer su naturaleza. Solo de este modo se sabrá si la situación se puede considerar un problema y plantearte cómo resolverlo.

Identificación de los criterios para llevar a cabo el proceso de toma de decisiones

Señala la pauta que te ayudará a resolver el problema. Siempre existen diversos métodos que favorecen la toma de decisiones en una empresa, sólo hay que identificarlos. Los responsables de tomar decisiones en una empresa saben que tienen un amplio abanico de posibilidades para afrontar esa problemática. De entre todas ellas, deben saber identificar cuáles serán las mejores y las que aportarán un beneficio mayor para la compañía.

Ponderación de criterios

Los criterios seleccionados para gestionar el proceso de toma de decisiones deben ser ponderados para conocer cuales son los más eficientes para la toma de decisiones final. Sabrás cual es el mejor porque se postulará como el preferente.

Detección y análisis de alternativas

En algunos casos, en el proceso de toma de decisiones, se puede dar el caso de que la ponderación de las opciones posibles no sean las más adecuadas. En este caso, se puede abrir la veda a alternativas factibles que sean capaces de ofrecer una solución. La persona responsable de adoptar la resolución debe estudiar las posibles alternativas. Hay que estar en conocimiento de los puntos fuertes y los débiles de cada una de ellas. Se deben analizar y comparar para poder esclarecer si verdaderamente pueden ser una alternativa viable.

Selección de una alternativa

Una vez conocidas y evaluadas las alternativas, llega el momento de decidir cual opción escoger. Se escogerá la mejor opción para el buen funcionamiento y el rendimiento de la empresa.

Implantación de la decisión

El primer paso es comunicarla a las personas afectas y conseguir que la acepten. Esto será más sencillo si las personas encargadas de llevarla a cabo o de acotarla forman parte del proceso de toma de decisiones. Pero hay que recordar que la decisión final también debe responder y respetar la planificación empresarial, la organización y la dirección organizativa.

Evaluación de esta

Una vez seleccionada e implantada la solución, llega el momento de evaluarla. Conocer cómo ha sido adoptada y, lo más importante, si ha corregido el problema. Por último, es conveniente realizar une estudio que analice y documente cómo se ha procedido a la toma de esta decisión. Para determinar una correcta evaluación, se pueden seguir estos pasos.

  • Objetivos resueltos. El proceso de toma de decisiones se habrá terminado satisfactoriamente si este cumple con las expectativas esperadas. También es importante saber si las partes implicadas han aceptado positivamente el reto.
  • Analítica e informe de seguimiento. Es conveniente realizar un informa final donde se determinen los factores que han intervenido en el proceso de toma de decisiones y como han influido.
  • Otros apuntes. Añade a tus estadísticas empresariales los métodos utilizados, así como introducir los datos recopilados y estudiados para futuros procedimientos. Resulta muy útil tener catalogado cualquier paso para el futuro.

En caso de que la problemática aún persista, se deberá optar por recurrir a otra solución.

Conocer las etapas del proceso de toma de decisiones en la empresa es propio de un directivo y de las personas que gestionan una compañía. Aprende cómo gestionar una organización y cómo hacer frente a estas situaciones en nuestro máster certificado MBA.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *