Alfonso Pompa imparte webinar Liderazgo en tiempos de crisis

Liderazgo en situación de crisis, webinar a cargo de Alfonso Pompa

Alfonso Pompa, Secretario de Innovación Ciencia y Tecnología del Estado de Jalisco (México), ha sido el encargado de presentar el webinar “Liderazgo en situación de crisis”. Pompa es también Ingeniero Industrial y de Sistemas por el Tecnológico de Monterrey y, durante 35 años fue Director y Profesor del Tecnológico de Monterrey, ocupando puestos de director general de varios Campus, rector de la Zona Occidente, rector de la Zona Centro Sur de México y vicepresidente de los Campus del Sistema ITESM.

Este webinar es parte de la serie “El Rol de Dueño en Tiempos de Incertidumbre“, que CEDEM, junto con UFEC Academy, y en colaboración con Euncet Business School, Foment Formació, Foment Treball se imparte cada jueves. 

 

 

 

 

 

 

A partir del curso que viene Euncet Business School ofrecerá un nuevo programa ejecutivo basado en el concepto Dueñez: Executive Master in Ownership and Value Creation. La nueva apuesta, impulsada juntamente con CEDEM, Foment Formació y Foment Treball, pretende formar directivos capaces de gestionar su participación en la empresa como si fueran los propietarios y de ellos dependiera la vida de su compañía.

Situación de crisis, examen final para la figura del líder

Siempre que hay una crisis, la responsabilidad de hacerle frente irá ligada a la figura del líder del negocio. Es en estos contextos donde se pone a prueba su capacidad de resiliencia y management.  Su implicación no irá ligada al desempeño por un bono o meta económica, va mucho más allá de eso. Requiere de otra mentalidad y otros motivadores. Posiblemente, la persona que adopte el rol de líder no se lo había planteado previamente, pero es en estas situaciones límite donde una persona capacitada para liderar la situación decide dar un paso al frente y dar una aportación relevante para poder superar esta crisis. 

Situaciones complejas o de crisis han estado presente a lo largo de la historia, ya sean económicas o por desastres naturales han supuesto siempre retos para el contexto socioeconómico. Con la pandemia por coronavirus el panorama es mucho más complejo. Es un riesgo real que tiene afectación a nivel global llegando a detener la economía mundial. Posiblemente se trate de uno de los retos más difíciles de la historia moderna, y es en este contexto en el que los líderes deberán tomar decisiones y acciones decisivas lo antes posible para preservar la supervivencia de la empresa. 

Hablar de crisis es promoverla, y callar en crisis es promover el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la peor crisis que nos amenaza: la tragedia de no querer luchar por superarla”. Con esta cita de Einstein, Pompa remarcó la importancia de la actitud del líder frente a los tiempos difíciles y la importancia de tener un equipo unido para poder hacerle frente y salir reforzados, además de preservar la supervivencia del negocio.

Un punto clave para comprender la trascendencia de las repercusiones de las crisis en los negocios es que éstas harán de espejo, es decir, reflejarán las virtudes y defectos de la marca, así como la percepción que se tiene del líder. 

Liderazgo 101, lo que da sentido al management

La regla del Liderazgo 101 se basa en los tres pilares que forman el liderazgo: el líder, la misión y el equipo. Para poder saber si el propósito del líder tiene sentido es importante que se cuestione por qué la gente va a seguir la misión. En situaciones de crisis es difícil presentar un panorama optimista y mantener la motivación. Es aquí donde el paradigma cambia y es momento para preguntarse quién es el mejor líder. Es importante saber valorar quién es el candidato mejor preparado para hacer frente a la situación, sea o no el líder actual para la supervivencia del negocio.

Para ello, los requisitos que deberá reunir el líder en estos tiempos son: credibilidad, capacidad de empatía, capacidad de toma de decisiones bajo incertidumbre y un equipo alineado y unido.

Además, deberá tener una misión para sortear la crisis basada en cuidar a los clientes, la marca y su reputación, así como los activos más importantes. Para ello, será crucial el trato cercano, honesto y justo con el equipo: socios/familia, colaboradores/acreedores y distribuidores/deudores. 

Ante este equipo tan amplio existirá gente clave que siga al líder y adquiera una participación importante dentro de las decisiones que se tomen. 

Para poder definir la misión será crucial establecer prioridades y hacer balance entre objetivos en conflicto: sobrevivir, o no. Este punto, remarca Pompa, es difícil y doloroso para el líder, pero será fundamental para que la empresa salga reforzada. 

Se debe enfocar el manejo de la crisis, no solo en cómo sobrevivir sino también en cómo renovarse, reinventarse y construir una nueva visión. 

En situaciones de estabilidad las empresas tienden a expandir en exceso el volumen de trabajadores y los proyectos en curso, esto hace que sean ineficientes convirtiéndose así en lastres en el área de oportunidad. Es en este contexto en el que la crisis puede presentarse como una ventaja. Es el empujón “forzoso” hacia la implementación de cambios trascendentales que la empresa y el modelo de negocio necesita. 

El líder y su calibre

El líder tendrá una serie de responsabilidades y obligaciones que se basarán en:

  • Tomar decisiones difíciles.
  • Negociar nuevas condiciones.
  • Tendrá como principal rol motivar a su equipo, generar optimismo y confianza.
  • Mostrar interés real en lo que viven sus “Stakeholders” y deberá ser empático.
  • Deberá trazar un plan concreto y asegurar su ejecución.
  • Otro rol principal será el de comunicar. Deberá controlar el discurso directa y honestamente tanto para tranquilizar a su equipo como para evitar que alguien lo llene con rumores, temores y visiones diferentes. 

Será importante también cómo el líder manejará las personalidades diversas que integran su equipo, ya que un equipo de trabajo bajo presión se comporta diferente. Situaciones de crisis o de alto estrés magnifican las personalidades llevando al límite las relaciones profesionales que se generan. Es importante trabajar las dinámicas de equipo por encima del trabajo que realizan los equipos.  Para ejemplificarlo, Pompa recomendó la dinámica entre el general manager y las estrellas de baloncesto explicada en el documental The Last Dance, de Netflix.

Así pues, una gran crisis puede ser también una gran oportunidad para someter a prueba al líder y valorar si está a la altura o no de lo que la empresa y su equipo necesitan, y salir así reforzado. 

Personalidad, agilidad de pensamiento y adaptación, propensión a la acción, ciclo de vida, edad y situación económico-familiar, así como honestidad y sentido de la justicia serán valores y principios que determinarán su capacidad de liderazgo.” Con nuestras acciones marcaremos la percepción futura sobre nosotros”, concluyó Pompa. El ponente facilitó también el artículo “4 Behaviors That Help Leaders Manage a Crisis”, publicado en Harvard Business Review. En este escrito se detallan las 4 actitudes que ayudan a los líderes en tiempos de crisis:

  1. Decidir con rapidez, más que precisión. Se deberá evitar la parálisis por análisis. Será difícil disponer de toda la información, por lo que actuar de forma ágil será imprescindible.  
  2. Adaptarse rápidamente. Se debe romper la inercia de la organización. Todos deben ser conscientes de la situación que afecta a todo el equipo. Debe haber una rápida adaptación a las nuevas situaciones y crisis y flexibilizar el modelo para adecuar las medidas que se vayan tomando.  
  3. Ejecutar efectivamente. El artículo recomienda definir 5 prioridades: cuidar a los colaboradores, a un tipo de proveedores, asegurar la liquidez de la empresa… Si además hay una oportunidad que se quiera desarrollar sobre la crisis es importante dejarlo por escrito. 
  4. Involucrarse personalmente con su gente. En un momento de crisis es importante que los máximos representantes de la empresa tengan contacto directo y empático con los trabajadores para mostrarse cercanos y comprensivos ante la situación que viven y la de la propia empresa.

Pompa concluyó el webinar recordando que la fuerza para seguir adelante de un líder no proviene de un taller de liderazgo en el que se desarrollan habilidades, ni tampoco de una conferencia inspiradora. Es algo que va mucho más allá. Viene del interior de la persona, de sus creencias, valores y principios, en definitiva, de su sentido de propósito y misión en la vida. 

CEDEM ofrecerá un nuevo webinar siguiendo esta línea de liderazgo en las organizaciones a cargo de Carlos Dumois, presidente fundador de CEDEM y creador del concepto de Dueñez. Bajo el nombre Dueñez liderazgo en la cima, Dumois explicará qué es la Dueñez Empresaria y cómo ejercer el liderazgo con postura de dueño. Para ello, ejemplificará estas posturas en líderes empresariales y familiar actuales.