¿Qué es el liderazgo orgánico?

Cada vez existe una mayor concienciación sobre el papel que juegan los directivos y altos cargos en las empresas. Desde la revolución industrial han surgido una infinidad de estudios e investigaciones sobre los diferentes tipos de liderazgo que han ido apareciendo en función de las nuevas necesidades de la sociedad y la economía. 

Y es que, el liderazgo es una de las claves esenciales para el crecimiento, desarrollo y sostenibilidad de las organizaciones. Ahora bien, ¿qué es el liderazgo orgánico?, ¿qué lo hace fundamental en la actualidad? En el siguiente artículo te contamos qué es este nuevo modelo que quiere romper con la visión mecanicista actual. 

¿En qué se diferencia el liderazgo orgánico y el liderazgo transformacional?

Entendemos por liderazgo orgánico aquel modelo que rompe con la visión mecanicista partiendo de la visión, los valores y la vivencia. Con esta mirada integral y orgánica los líderes tienen en cuenta el crecimiento y desarrollo de las personas tanto en sus aspectos racionales, afectivos, inconscientes como supra racionales. 

El líder orgánico entiende el ser como objeto del pensar y sujeto pensante, es decir, en toda la totalidad de sus dimensiones humanas concibiéndolo como parte de un todo. Percibe el liderazgo como una construcción del ser. Primero debemos conocernos y sacar lo mejor de nosotros (autoconocimiento) para poder liderar equipos motivados y eficaces capaces de explotar su talento.  

Cada vez son más importantes los aspectos relacionales, y las organizaciones no escapan de ello. Aún existen empresas que priorizan la reducción de costes a cualquier precio, aunque este vaya en detrimento de los trabajadores. Esta visión basada en el mecanicismo fragmentado concibe a las personas como un mero recurso humano, y no como un igual capaz de aportar y sumar al proyecto común, la organización. 

Ya no solo se debe tener en cuenta la dimensión de la competencia. El líder orgánico es el encargado de construir la cultura de la empresa poniendo a las personas en el centro. Debe desarrollar una estrategia que cree esa cultura con la que se identifiquen los trabajadores y se sientan parte del proyecto. 

Liderazgo orgánico vs liderazgo transformacional 

El liderazgo transformacional es un tipo de comportamiento organizacional que también pone en el centro a las personas, aunque este tipo de liderazgo es menos espiritual que el orgánico. 

Está formado por áreas de influencia con las que los líderes transformacionales generan cambios trascendentales en los miembros de las empresas, ya sea en sus actitudes como en sus ideas. Con ello, fomenta el compromiso con los objetivos y estrategias de la compañía. 

Dicho de otro modo, el líder transformacional promueve la conciencia de sus trabajadores, vistos como seguidores, para cambiar el statu quo a través de una visión compartida. 

Su poder de influencia se basa en la capacidad de carisma, admiración, respeto y confianza que genera a través de un comportamiento basado en principios éticos y morales. 

Este es uno de los estilos de liderazgo que concibe el aprendizaje como fuente de adaptación, flexibilidad y transformación. Un líder transformacional está en una constante actualización de conocimientos y habilidades. Además, desarrolla su inteligencia emocional para mejorar las relaciones con sus seguidores a través de la empatía, confianza y motivación con la que alcanzar la visión y objetivos organizacionales. 

¿Qué estudiar para saber cómo liderar un equipo de trabajo?

Los estilos de liderazgo han ido evolucionando, pero su papel siempre ha sido el mismo: marcar hacia dónde debe ir la empresa y cómo pasar de esa visión a la práctica. 

Existen muchos tipos de liderazgo empresarial, pero no todos preparan de igual manera a los directivos a la hora de saber cómo liderar un equipo de trabajo.

Aunque muchas de las habilidades directivas son inherentes o se han aprendido de forma inconsciente, la realidad es que para ser un buen líder hace falta entrenar una serie de habilidades directivas como la inteligencia emocional, cada vez más determinante en la gestión organizativa de las empresas. 

Te puede interesar ¿Qué puede aportar un programa de habilidades directivas a tu carrera?

¿Cómo ser un buen líder? Seguramente, si te estás preguntando esto es que ya vas bien encaminado a lograrlo. Un líder está en constante autoconocimiento y siempre trabaja por lograr su excelencia tanto en sus competencias como en sus habilidades cuestionando todo en todo momento. Ese afán por conocer(se) es lo que potencian formaciones especializadas en habilidades y desarrollo directivo. En Euncet Business School ofrecemos el executive master en Management & Leadership, compuesto por el posgrado en Liderazgo y Habilidades Directivas y un posgrado de especialización. Además, conscientes de la importancia del liderazgo holístico, también contamos con el executive master en Liderazgo Orgánico y Transfología.

Te puede interesar Liderazgo empresarial: ¿cómo ser un buen líder?

Características de un buen líder orgánico

Para ser un buen líder orgánico es fundamental crear una red cooperativa de recursos humanos motivados y que se identifiquen con el objetivo empresarial. 

¿Cómo actúa en la gestión de una crisis?

Un líder orgánico es consciente de que el desarrollo de la empresa se da gracias a la oportunidad de integrar y liderar eficazmente un equipo de trabajo de manera armónica. “El orden del ser determina el orden del actuar”, así es como José Kentenich habla sobre una de las tres dimensiones que forman parte de la Visión Orgánica Tridimensional (el Ser, la Interioridad y la Temporalidad). 

Ante una situación de crisis el líder orgánico valora las circunstancias y actúa en consecuencia de una manera armónica, estratégica y planificada. Siempre desde una visión estratégica empresarial centrada en las competencias de las personas, la organización de la empresa, la motivación y la cultura y valores corporativos. 

¿Qué técnicas usa para el liderazgo de equipos?

El liderazgo orgánico sitúa al ser humano y su poder de transformación en el centro, y desde esta premisa es de la que parte a la hora de liderar equipos. 

Te puede interesar La importancia de las habilidades directivas en el trabajo en equipo

Entre los modelos de trabajo destaca el modelo 5C:

  1. Complementariedad: cada miembro del equipo está especializado en un campo concreto del proyecto, por lo que cada esfuerzo suma al total. 
  2. Coordinación: la organización y cooperación es fundamental para que el proyecto prospere. Aunque el líder es el máximo responsable, el grupo de profesionales también debe cumplir con su función para alcanzar el objetivo común.
  3. Comunicación: como en todo, la comunicación es uno de los elementos clave para que todo funcione. Debe existir una comunicación abierta entre todos los miembros del equipo para coordinar todas las acciones. 
  4. Confianza: dentro del equipo de trabajo todos los miembros deben anteponer el éxito grupal al propio. Deben confiar entre ellos todos los miembros, ya que solo así es como se conseguirá alcanzar el objetivo común. 
  5. Compromiso: cada miembro da lo mejor de sí mismo poniendo todo su empeño y esfuerzo para sumar al equipo. 

Además de este modelo, el líder orgánico debe potenciar el desarrollo y empoderamiento de sus colaboradores, para gestionar así equipos de Alto Rendimiento. Esto solo se puede conseguir alineando el compromiso individual y el colectivo con los valores del equipo y, por ende, de la organización. 

Te puede interesar Técnicas directivas que debe desarrollar un líder

Comunicación y lenguaje de un buen líder

Otra de las habilidades que debe tener un buen líder orgánico es la capacidad de comunicación y lenguaje, verbal y no verbal. Como líder, es la persona encargada de transmitir la estrategia, la visión y los objetivos de la compañía. Es fundamental que trabaje para conseguir una comunicación efectiva entre él y los miembros del equipo. 

Cuando el canal de comunicación falla, surgen situaciones conflictivas o problemas que acaban obstaculizando el fin común: lograr el objetivo empresarial fijado. 

Sin una buena comunicación el liderazgo se diluye. La comunicación, el lenguaje y la organización son elementos que determinarán la eficiencia en los procesos y los resultados en la productividad. Para ello, el líder orgánico debe saber escuchar y empatizar con los miembros del equipo para construir así una relación bidireccional, efectiva y transparente. 

Si quieres saber más sobre otros tipos de liderazgo participativo o liderazgo de equipos no te puedes perder los posgrados en Liderazgo Orgánico y Transfología de Euncet Business School y Transphology