Marketing emocional, estos son los ejemplos de campañas exitosas

Marketing emocional: ejemplos de campañas exitosas

Todo lo que se comunica genera emociones básicas y esto es uno de los principios básicos de cualquier estrategia de marketing actual. No hay nada más efectivo que apelar a las emociones para incentivar las ventas, ya sea de productos o servicios. ¿Te sientes identificado con ello? Piensa en todas las campañas publicitarias que nos impactan en nuestro a día a día y, seguramente, te vendrán a la cabeza las que mayores sensaciones te han hecho sentir, ya sean buenas o malas. Aunque cuando compremos creamos que es un acto racional y premeditado, en la mayoría de casos es fruto de nuestro subconsciente y de estrategias de marketing emocional que apelan al sentido impulsivo. 

Te puede interesar: La importancia de objetivos SMART en un plan de marketing

En el siguiente artículo te contamos en qué consiste esta disciplina y cuáles han sido las campañas de marketing más exitosas que han conseguido esta conexión emocional. 

Que es el marketing emocional

Primero, ¿qué es el marketing emocional?

El marketing digital es una disciplina que utiliza la emociones en sus estrategias y acciones para conectar con el público creando un vínculo afectivo con mensajes que consigan despertar sentimientos entre los consumidores. Dicho de otra manera, marketing es sinónimo de vender, pero los usuarios cada vez están más saturados por la publicidad y es aquí donde los sentimientos y emociones juegan un papel crucial. La emoción es un componente con mucho potencial para atraer a los consumidores y orientar la decisión de compra. 

Somos seres emocionales y así lo evidenció Marc Gobé, director general y jefe creativo de la firma Desgrippes GobéGroup de Nueva York, una de las firmas más importantes dedicadas al branding y a la creación de marcas e imagen corporativa. 

Para Gobé, el marketing debe desarrollar las actitudes de la empresa para crear un vínculo emocional y afectivo duradero con los clientes. 

Y es que esto no es nuevo. Ya Aristóteles y Darwin hicieron estudios sobre las emociones y explicaron cómo las expresiones y gesticulaciones faciales pueden influir en la evolución de las especies, así como la relación de las emociones del hombre con la cultura en la que se encuentra inmerso. Darwin planteó la idea de la universalidad de ciertas expresiones corporales de las emociones, y es que nadie escapa de ello, en menor o mayor medida. 

En 1972, Paul Ekman, destacó 6 emociones básicas: tristeza, alegría, asco, repugnancia, sorpresa, miedo e ira. Años más tarde, a finales de los 90, Ekman amplió la lista hasta 17 tipos de emociones, incluyendo emociones positivas y negativas, de las cuales no todas están codificadas en músculos faciales:

  1. Alivio
  2. Bochorno
  3. Complacencia o contento
  4. Culpa
  5. Diversión
  6. Desprecio o desdén
  7. Entusiasmo o excitación
  8. Felicidad
  9. Ira o rabia
  10. Miedo o temor
  11. Tristeza
  12. Orgullo o soberbia
  13. Placer sensorial
  14. Repugnancia, repulsa o asco
  15. Satisfacción
  16. Sorpresa
  17. Vergüenza

Los 4 pilares del marketing emocional

A continuación, te mostramos los cuatro pilares básicos del marketing emocional que a la vez son la clave de que una estrategia de marketing emocional funcione o no:

  1. Vínculo afectivo marca-consumidor
  2. Experiencia, sensaciones y emociones
  3. Lovemark
  4. Marketing de contenidos

Te puede interesar: ¿Cómo ayuda el marketing de contenidos al posicionamiento de tu web?

Los 4 pilares del marketing emocional

Exitosos ejemplos de marketing emocional que deberías conocer

Aunque esta sea la teoría, no hay nada como ver en plena acción este tipo de estrategias de marketing tan potentes si se ejecutan bien. A continuación te mostramos algunas campañas de marketing emocional utilizado por grandes marcas: 

1.Estrella Damm

La popular marca de cervezas ha conseguido crear una estrategia duradera en el tiempo “Mediterraneamente”, en la que la relación de su producto con momentos vividos en familia, amigos, pareja y verano son una constante. Además de las historias contadas y la fotografía de los anuncios en estos spots la música tiene un papel muy protagonista porque mediante canciones pegadizas cantadas por artistas reconocidos hacen que el anuncio conecte aún más con el público.

 2. Nike 

Posiblemente Nike sea una de las marcas más conocidas mundialmente y con uno de los brandings más potentes del sector. Siempre asociada a la vida deportiva y a la superación su campaña “Just do it.” Ha conseguido conectar con el público a lo largo de su historia. Teniendo siempre presente la superación, sus campañas se centran en la ruptura de los límites, la autorrealización, la fuerza y la determinación.

3. Lotería de Navidad

El spot de la Lotería de Navidad se ha convertido en uno de los momentos más esperados por la audiencia año tras año. Siempre con mensajes emocionales, esta serie de anuncios emotivos está cargada de emociones y consigue conectar con emociones como la nostalgia, la tristeza, el amor o la ilusión. Siempre asociados a situaciones reales vividas por la sociedad, son piezas capaces de emocionar a los espectadores y relacionar la compra de un boleto de lotería con la oportunidad de mejorar vidas, ya sea la propia o la de los seres queridos. Posiblemente este sea uno de los casos en los que más cale el mensaje en el subconsciente despertando sentimientos.

Branding emocional: ejemplos y consejos

Branding emocional: ejemplos y consejos

El branding emocional es el paraguas del marketing emocional, es decir, es aplicar esa estrategia basada en crear mensajes que apelen a los sentimientos del público de forma más integral con la marca. En este caso, tanto el diseño, la psicología del color, los aspectos éticos, así como el compromiso por la sociedad son los pilares básicos para que los consumidores ya no se identifiquen solo con una acción puntual, sino con la marca corporativa y lo que esta representa. 

Los pilares del branding emocional son:

  • Ethos: la credibilidad
  • Pathos: despertar emociones
  • Logos: cómo se argumenta desde la lógica

Ejemplos 

Uno de los ejemplos más representativos del branding emocional lo encontramos con la marca Patagonia. Siempre comprometida con las causas sociales ha centrado todas sus campañas de marketing y branding a destinar el 1 % de todas sus ventas anuales a la preservación del medio ambiente. 

Coca-Cola es otro de los ejemplos de branding emocional consolidado gracias a una estrategia planificada y capaz de conectar con un amplio abanico de público. Bajo el lema “Destapa la felicidad”, la marca de refrescos basa la filosofía de su imagen en la juventud, la vitalidad y la importancia de disfrutar los buenos momentos con los seres queridos. 

Te puede interesar: ¿Cómo innovar con marketing digital en tu empresa?

Consejos de branding emocional

Para que una estrategia de branding emocional funcione es fundamental pasar del concepto de consumidor a persona. Hay que entender las motivaciones de compra y los impulsos y reacciones emocionales que llevan a esa venta. Además, también se tiene que entender que más que vender un producto se debe vender una experiencia única. La gran competencia hace que las emociones tengan un mayor peso en cuanto a la decisión de compra de los consumidores. 

Eso sí, todas estas acciones deben hacerse con coherencia y desde la honestidad y confianza. Los consumidores deben identificarse con la marca y sentir que forman parte de ella y que son comprendidos y entendidos por ella. No hay nada más potente que el sentido de comunidad y sentimiento de pertinencia. 

Consejos de branding emocional

¿Cómo planificar tus estrategias de marketing emocional?

Siempre siendo fieles a los valores y filosofía de la marca, a la hora de planificar una estrategia de marketing emocional debes:

  1. Conocer a tu audiencia. Analiza qué motiva a tu audiencia y cuáles son sus inquietudes para poder darles respuesta con tus productos a través de experiencias únicas. 
  2. Humanizar tu marca. Detrás de cada consumidor hay una persona y, aunque parezca algo obvio, esto hace que tanto la comunicación como las estrategias de marketing deban enfocarse desde el humanismo y no tanto desde la venta tradicional. 
  3. Utilizar un storytelling potente capaz de conectar con tu audiencia para que se vincule emocionalmente con el mensaje de la campaña.
  4. Reforzar la acción con la identidad de marca. La acción de marketing emocional no puede ser un caso aislado, ya que eso resta credibilidad a la marca, afectando así al branding.

Posgrado en Dirección de Marketing de Euncet Business School.

Estos son algunos consejos sobre el potencial que tiene el marketing y branding emocional en las estrategias de las marcas. Si quieres saber más sobre cómo aportar ese valor diferencial a tus consumidores y convertir tu negocio en un lovemark no te puedes perder el posgrado en Dirección de Marketing de Euncet Business School.