La Mejora Discontinua: Método Disruptivo, webinar a cargo de Guillermo Gutiérrez

La Mejora Discontinua: Método Disruptivo, webinar a cargo de Guillermo Gutiérrez

Guillermo Gutiérrez, Socio Consejero y Fundador de CEDEM, ha sido el encargado de presentar el webinar «La Mejora Discontinua: Método Disruptivo». Gutiérrez es Licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de Guadalajara y Máster en Administración de Empresas por IPADE. Se ha desempeñado como Profesor en ITESO, Universidad Jesuita de Guadalajara, Universidad de Guadalajara y Universidad Panamericana. También es conferencista en foros nacionales e internacionales en temas de Crecimiento Empresarial y Empresas Familiares. Ha sido miembro del Consejo de Administración de diversas empresas en México y el extranjero y como Socio Fundador de CEDEM cuenta con una  alta experiencia y categoría internacional en las áreas de Consultoría y Desarrollo Tecnológico de la Dueñez Empresaria y la Gestión del Valor.

Este webinar es parte de la serie «El Rol de Dueño en Tiempos de Incertidumbre«, que CEDEM, junto con UFEC Academy, y en colaboración con la Euncet Business School, Foment Formació, Foment Treball se imparte cada jueves.

A partir del curso que viene la Euncet Business School ofrecerá un nuevo programa ejecutivo basado en el concepto Dueñez: Executive Master in Ownership and Value Creation. La nueva apuesta, impulsada juntamente con CEDEM, Foment Formació y Foment Treball, pretende formar directivos capaces de gestionar su participación en la empresa como si fueran los propietarios y de ellos dependiera la vida de su compañía.

El cambio disruptivo: evolución y fuerzas 

En la actualidad, los cambios disruptivos están tomando mucha vigencia gracias a los recientes modelos de negocio de Airbnb y Amazon. Ambos han sido capaces de hacer cambios trascendentes en sus sectores. Pero hay que ser consciente de que esta disrupción debe trasladarse a muchas otras esferas, y no solo a la del modelo de negocio. 

La nueva realidad: cambio de mejora discontinua

Tiempos atrás la dinámica imperante se basaba en etapas largas de estabilidad con períodos cortos de inestabilidad. Esto hacía que en el mundo empresarial se pudiese hacer planes a largo plazo. Con la globalización y la apertura comercial esta estabilidad constante giró sus tornas. Se entró en periodos largos de inestabilidad con cortos periodos de estabilidad. En este contexto algunos empresarios ya empezaron a tomar consciencia de la importancia de estar preparados para las situaciones inestables y de incertidumbre. Y, en la etapa actual los periodos de inestabilidad se han hecho interminables por los múltiples factores que inciden en los negocios como fuerzas conductoras de esta inestabilidad y que afectan en la adaptabilidad de las empresas a las nuevas realidades:  

Fuerzas conductoras del cambio
  • Globalización
  • Geopolítica
  • Transformación digital 
  • Capital intelectual
  • Sistemas políticos
  • Plataforma
  • Pandemias
  • Innovación 
  • M&A (Fusiones y adquisiciones)

Mejora Continua vs Mejora Discontinua

Vertientes de Cambio: Mejora Discontinua

Existen dos vertientes de cambio:

  • La Mejora Continua, se caracteriza por producirse mediante un cambio gradual con pequeñas mejoras. Se busca la creación de valor a través de la eficiencia. Es una metodología fácil de decidir y su implementación exige disciplina, una involucración de operadores y requiere de una Dirección participativa para conseguir que funcione. 
  • La Mejora Discontinua, se basa en cuestionarse sobre qué se debe mantener, qué abandonar y en qué se debe concentrar las fuerzas y grandes jugadas. En este caso la creación de valor se realiza a través de la relevancia. Es un disparador de valor que genera avances cuánticos. Se trata de decisiones difíciles de tomar porque normalmente implican abandono. Requieren una voluntad de cambio e implican concentración y abandono estratégico. En situaciones de crisis e incertidumbre es clave cuestionarse cuáles son las fortalezas y debilidades del negocio y averiguar qué está lastrando su éxito porque son momentos que no dan margen de tiempo.  Para ello, tener una dirección emprendedora que evoque y privilegie las oportunidades será fundamental, ya que implicará asumir riesgos. 

Pese a que se trate de dos maneras de efectuar cambios, es importante que los empresarios tengan una visión bifocal. Es importante revisar tanto a nivel interno para seguir mejorando, como disponer de una visión amplia para ser capaces de detectar las jugadas de oportunidad. 

Actitudes ante el Cambio Discontinuo y la importancia de la Dueñez

Actitudes ante el cambio discontinuo

Existen dos tipos de actitudes para afrontar el Cambio Discontinuo. La primera, se caracteriza por ser reactiva. Solo se produce en momentos extremos como puede ser una crisis y es por temor, por lo que se acaba produciendo ese viraje. En cambio, la segunda actitud se caracteriza por tratarse de una ruta proactiva que se desprende de haber encontrado una oportunidad, que no se explota al cien por cien, pero se tiene en consideración En este caso, es la ambición lo que impulsa esta proactividad, y no solo se centra en la economía, sino en tener una propuesta valiosa de servicio. 

La agenda de mejora discontinua requiere actuar con Dueñez, ya que implica riesgos y para hacerles frente es fundamental que el liderazgo se encuentre al máximo nivel y esté orientado a esa renovación y cambios disruptivos. 

Será clave librarse de la Operación, es decir, tener esa visión bifocal que permita vislumbrar dónde se encuentran las nuevas oportunidades de negocio, así como evitar la Ceguera de Taller. Cuando se es parte de los procesos en los que se participa se pierde la consciencia de cómo se están haciendo las cosas. 

Para ello, se deberán tomar decisiones trascendentales que supondrán asumir ciertos riesgos, y es aquí donde se verá el calibre del líder. 

Los 4 lastres que esconden los costes de oportunidad

Para ser capaces de tomar conciencia de los costos de oportunidad se deberá tener presentes los cuatro lastres que inciden:

  1. Inercia. La inercia es una fuerza activa muy poderosa que invita a seguir haciendo lo mismo, y quizás esto ya no es suficiente para reportar beneficios.  
  1. Desenfoque. Existen empresarios inquietos y emprendedores que están en una constante diversificación de negocios. Se apuesta por negocios en los que no existe liderazgo. Hay que cambiar esta visión y focalizar esfuerzos en ser únicos y diferentes. 
  1. La soledad. El líder de una organización requiere de acompañamiento. Afrontar la realidad solos es muy pesado, difícil y peligroso. Los dueños, la gerencia y los directores deben preguntarse si han configurado los equipos que requieren así como si disponen del talento necesario para hacer frente a los retos que existen actualmente.
  1. Tolerancia. Hay que animarse a enfrentar el cambio. 

Cuestionarse como primer paso para el cambio 

Para poder encontrar las nuevas oportunidades y conseguir una estrategia de negocio exitosa y adaptada a los nuevos tiempos es clave cuestionar todas las esferas y agentes que inciden en el negocio:

  • ¿Cuáles son las grandes jugadas disparadoras de crecimiento de valor?
  • ¿Cuánto tiempo dedicamos a buscarlas?
  • ¿Cómo las buscamos?

La vagancia empresarial, término empleado por José Luis Alonso (LDM), alude a la actitud inmóvil y conformidad que algunos empresarios presentan. Para poder combatirla es importante que los líderes empresarios viajen, participen y emprendan huyendo del confort con una actitud proactiva permanente. 

Para ello, deberán trabajar a nivel personal mediante lecturas, cursos, asistencia a convenciones, haciendo networking con emprendedores, visionarios y otros innovadores; y a nivel institucional, agendando reuniones entre los miembros del Equipo de Dueñez del negocio, así como atrayendo consejeros innovadores para fomentar la participación de externos. 

Metodología de la Mejora Discontinua

  1. Revisión de campos de oportunidad
    1. Elección de campos. Revisar campos de oportunidad: proceso sucesorio, el sistema de gobierno, la estructura de gobernación, los negocios en los que se participa, productos y mercados, la visión familiar…
    2. Modelos mentales. Hay que ver que hace la competencia. 
    3. Asociarse a otras mentes. La suma con otras personas y colaboradores ayuda a impulsar la mejora.
    4. Buscar las Grandes Jugadas que hagan relevante a la empresa. Hay que estar al acecho de las grandes jugadas para ser relevantes con cambios disruptivos y modelos únicos y diferenciales. 
  1. Mentalidad de abundancia 
    1. Metas ambiciosas de crecimiento.
    2. Valentía y disposición plena al cambio Disruptivo.
    3. Apertura para escuchar.
    4. Invitar a pensar en el “cómo si”. 
  1. Cuantificar los costos de oportunidad
    1. Qué esperar si se hace (aspectos cuantitativos y cualitativos).
    2. Advertir implicaciones.
    3. Qué esperar si no se hace.
  1. Implementación de las decisiones
    1. El “Reflujo”. Cada vez que se toma una decisión discontinua existe reflujo durante el proceso de toma de decisiones, es decir, surgen dudas porque es un proceso difícil y exige actuar con firmeza. 
    2. La “Conspiración Invisible”. Es posible que cuando se produzcan cambios aparezcan detractores y cuestionen las nuevas dinámicas. 
    3. Otros detractores: la tibieza y la lentitud. Estos dos factores pueden ser los motivos por los que el cambio fracase. 
    4. Cambio gradual vs cambio radical. 
    5. El abandono, motivo de duelo.
    6. Continuas aproximaciones. Es importante comprender que el éxito no se conseguirá al momento. Requiere de implementar la estrategia e ir realizando reajustes para alinear y conseguir el Cambio Discontinuo esperado.