recursos de ventas

6 puntos para optimizar la gestión de recursos de ventas

En muchas ocasiones nos centramos en los procesos, en planificar, en hacer estrategias, después de todo es el gran objetivo del departamento de ventas. Sin embargo, es común dejar a un lado esa fuerza que hace que consigamos nuestros objetivos. Estamos hablando de los recursos de ventas de una empresa.

Estos recursos, tanto materiales como humanos, son la fuerza con la que cuenta una organización para desarrollar tareas, procesos, planes, que terminan por ser la razón por la que se alcanzan los objetivos empresariales. Entonces, es primordial como función del director del departamento comercial y de ventas optimizar la gestión de los recursos de ventas. En el artículo de hoy te daremos estos seis puntos para lograrlo.

Gestión de los recursos humanos

Conocer bien los recursos humanos es el punto de inicio. De esto depende realizar una buena gestión. Diferenciando a cada trabajador por función, entendiendo sus capacidades y características. Y para eso se debe hacer una correcta selección del recurso humano. Ya que de realizar una correcta elección depende gran parte del éxito de los equipos. Se debe seleccionar un personal con las habilidades y la capacidad de conseguir los objetivos propuestos por el director del departamento.

Control de los recursos

Tanto los recursos humanos como materiales deben ser supervisados. Esto significa poseer un detallado cuadro de mando integral, en dónde se tenga un control total de los KPIs. Un buen análisis de datos y un buen control sobre el alcance de los objetivos, optimizará a grandes rasgos la gestión de los recursos. Logrando obtener mejores resultados con la menor inversión posible.

Tener claras las funciones de los recursos de ventas

En función del plan de ventas, creado por la dirección del departamento, se deben establecer las funciones y objetivos de los recursos de ventas. Entendiendo que maximizar las ventas es el principal objetivo en la mayoría de las organizaciones, se debe entender esta como función principal y objetivo a alcanzar de los recursos de ventas de una empresa. Otras de las funciones tienen que ver con el mercado, el conocimiento de este, de los competidores directos e indirectos, y por supuesto, de los clientes. El cuidado de la relación con el cliente debe entenderse como una función clara de los recursos de ventas. Sabiendo que los trabajadores de relaciones comerciales son la imagen de la empresa ante los clientes. Cuidar de esa imagen optimizará sin duda alguna la gestión de los recursos de ventas.

Conoce, entiende y céntrate en los objetivos

Los objetivos que deben ser alcanzados por los recursos de ventas de una empresa son claves dentro de los objetivos generales la organización. Estos objetivos deben estar ligados a las funciones que describimos previamente y, por ende, al plan de ventas propuesto por la dirección de ventas.

Las ventas, los clientes y el mercado vuelven a ser el centro de atención en estos objetivos. Pues el conocimiento del último mejorará las relaciones con los clientes y, por último, todo repercutirá en un incremento de ventas a corto y largo plazo.

Estos objetivos deben ser alcanzados y deben estar constantemente monitoreados para buscar el cumplimiento a cabalidad de lo presupuestado.

Correcta organización de los recursos de ventas

La estructura y la logística de los recursos de ventas depende mucho del tamaño de las organizaciones. En una empresa pequeña no es necesario una gran logística, basta con fijar objetivos claros y con unas reglas de juego claras para ponerles en el ruedo de representación comercial ante los clientes. Por el contrario, en las grandes empresas si que es necesario tener clara una organización de la fuerza de ventas. Puede gestionarse los recursos humanos de acuerdo con las necesidades y el entorno de la empresa organizándoles por territorio, producto o cliente. Una buena organización permitirá aprovechar al máximo las capacidades de tus recursos.

Capacitación y formación del recurso humano

En un mundo tan cambiante y globalizado, es necesario establecer una política de mejora continua. La capacitación del personal es sin duda uno de los elementos clave para el éxito en las organizaciones. Esto además de mejorar el desempeño, las habilidades y el conocimiento, propicia un clima laboral favorable que beneficia el rendimiento no solo de los recursos de ventas sino de toda la organización.

Conoce tu mercado, conoce tu empresa y conoce a tu personal para elegir la capacitación y formación indicada para el mundo profesional.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *