Metodología Lean Startup: crea, mide, aprende

Metodología Lean Startup: crea, mide, aprende

¿Qué puede hacer la metodología Lean Startup por mi negocio? ¿Por qué debería conocerla y aplicarla cuanto antes? Bien, si te sientes identificado con estas preguntas, vas por el buen camino. 

La metodología Lean es ideal para cualquier empresa o compañía que quiera lanzar un servicio o producto acorde con las necesidades cambiantes del mercado. Ahora bien, no te preocupes, esta metodología no es un sustituto de tu plan de negocios. Debes concebirla como el primer proceso hasta conseguir la maduración de tu producto

Pero, ¿qué es la metodología Lean Startup? ¿Qué beneficios tiene para el lanzamiento de productos o servicios? ¿Cómo puede ayudarme a optimizar recursos? Descubre las respuestas a estas preguntas en el siguiente artículo. 

 ¿Qué es la metodología Lean Startup?

Eric RiesPara poder definir y conocer qué es la metodología Lean Startup, primero deberemos descubrir su origen. Eric Ries, empresario estadounidense, bloguero y autor de «The Lean Startup», fue el pionero en acuñar este término en 2011, pero hay que retroceder un poco más en la historia para conocer dónde y cómo nació este método.

Ries creó la metodología Lean Startup basándose en las teorías de Lean Manufacturing de Toyota, en Japón. Taiichi Ohno, ingeniero de Toyota, desarrolló esta filosofía en los años 80

Aunque en su origen nació con el propósito de que fuese utilizada por todos los fabricantes automovilísticos del país para que su producción fuese más eficiente, esta filosofía es aplicable a cualquier sector.

La filosofía Lean se caracteriza por enfocarse en procesos productivos teniendo como máxima las necesidades cambiantes de los consumidores durante el proceso de producción y maduración del producto o servicio lanzado, así como la eliminación de cualquier sobrecoste. ¿Qué quiere decir esto? La metodología Lean resalta todas las actividades que enriquecen la cadena de valor, eliminando procesos que puedan suponer gastos innecesarios. Es un método basado en la eficiencia y optimización de los recursos, pero siempre priorizando el feedback de los consumidores antes que el producto en sí. 

Este cambio de paradigma basado en satisfacer las necesidades cambiantes de los usuarios es lo que hace que los productos creados con esta metodología tengan una gran tasa de aceptación una vez lanzados en el mercado. 

Ries, con la publicación de su libro «The Lean Startup», ha convertido la metodología Lean Startup en un nuevo movimiento que está revolucionando la forma de idear, producir y lanzar nuevos productos y servicios al mercado. 

Tipos de aplicación del modelo Lean

La metodología Lean Startup es la aplicación del Lean Thinking o Pensamiento Lean al mundo del emprendimiento y empresas tecnológicas emergentes. Este modelo, originario del Lean Manufacturing, también es aplicable al management (Lean Management) y a la seguridad y salud de los trabajadores (ErgoLean)

Aunque existan conceptos basados en el término Lean, la base es siempre la misma: crear valor reduciendo desperdicios

Fases y metodologías Lean 

Fases y metodologías Lean 

El modelo Lean basa el éxito de su proceso en tres pilares fundamentales: construir, medir y aprender.

Idear, construir y experimentar. Cómo el Producto Mínimo Viable será clave en el lanzamiento del producto final 

Para poder emprender un proceso Lean es necesario disponer de ciertas hipótesis sobre las necesidades detectadas en el mercado y ponerlo en práctica. Como sucede en muchas start-ups, los inicios suelen ser duros y andan escasos de financiación. Es en este punto donde el producto mínimo viable (MVP, en sus siglas en inglés) coge protagonismo. El PMV es un concepto, creado también por Ries, que consiste en desarrollar un producto incompleto que permita a la compañía recopilar datos a través del feedback que este tenga con los consumidores. Es decir, es la primera aproximación de lo que será el producto final. El PMV es básico para recopilar datos y medir los posteriores resultados. También sirve para detectar los clientes potenciales, una vez se lance el producto. La reacción de los consumidores servirá para validar o modificar las hipótesis iniciales.

La agilidad (método Agile) en este proceso será clave para mostrar el producto al cliente lo antes posible, y que a su vez satisfaga sus necesidades. 

Así pues, el PMV permite que el producto resuelva problemas reales y que los usuarios lo quieran comprar, realizar pruebas y tener datos representativos para valorar la viabilidad del esfuerzo, así como maximizar el aprendizaje de los clientes invirtiendo lo mínimo posible en ello. 

Medir datos y analizar resultados

Como en todo plan o proceso, las herramientas o métodos de medición deben ser fiables y eficaces. Este análisis, además de hacerse a nivel interno como empresa, también debe hacerse en base a las necesidades de los clientes.

Es decir, además de evaluar los datos de la compañía, conocer los recursos de los que se dispone, así como los gastos previstos, también es importante identificar qué quiere y espera el cliente potencial al que va dirigido el producto final 

Aprender del feedback del cliente (Customer Development)

Por último, el aprendizaje validado, basado en la metodología Customer Development (crear el cliente antes que la solución), permite a la compañía mejorar y adaptar el PMV a las cambiantes necesidades del mercado gracias al constante feedback con los consumidores.

Los datos recopilados y el propio producto resultado de estos servirán para crear un nuevo proceso en base al conocimiento adquirido. 

Herramientas y marcos de trabajo Lean Startup

Dentro de la filosofía y cultura Lean existen muchas herramientas y metodologías con las que poder ponerla en práctica:

7 beneficios de la filosofía Lean Startup

8 beneficios de la filosofía Lean Startup

  • Entrega valor en base a las necesidades cambiantes de los clientes, por lo que se mejora el servicio y satisfacción. 
  • Crecimiento más optimizado basado en la mejora continua
  • Reduce en gran medida los riesgos y gastos de lanzamiento del producto final. 
  • Permite gran agilidad, alta calidad y bajo coste.
  • Fomenta la responsabilidad y el liderazgo compartido
  • El mercado guía la estrategia. 
  • Permite invertir menos recursos en las fases de aprendizaje y testeo.
  • Reduce las actividades o procesos que no aporten valor

Si te has quedado con ganas de saber más descubre el Posgrado en Innovación y Emprendimiento de Euncet Business School y ¡únete al movimiento Lean Thinking!